Blog

Vende tu piso alquilado sin contratiempos: consejos top de este año



Cuando quieres vender un piso alquilado, surgen dos opciones: puedes esperar a que termine el contrato de arrendamiento o seguir adelante con la venta manteniendo el contrato activo. Aunque la segunda opción puede ser más compleja, contar con el respaldo de una agencia inmobiliaria de confianza como AS Real Estate puede hacerla viable.

Si optas por no esperar a que el contrato de alquiler llegue a su fin y el inquilino no muestra interés en comprar, no puedes desalojarlo. En este escenario, la venta implicaría encontrar un comprador dispuesto a adquirir una propiedad con un inquilino vigente. Aunque pueda parecer poco común, hay muchos inversores interesados en este tipo de propiedades debido a la estabilidad y rentabilidad que ofrecen.

Esta alternativa también ahorra tiempo, ya que el nuevo propietario no tiene que buscar un inquilino, solo mantener el contrato de arrendamiento activo hasta que expire. Te recomendamos analizar estas opciones según tus necesidades y circunstancias. En AS Real Estate, ofrecemos asesoramiento especializado basado en un exhaustivo análisis de mercado para ayudarte a tomar la mejor decisión.

 

Vender un piso con inquilino: guía completa

La venta de una vivienda con inquilino es legal y está respaldada por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). En la actualidad, muchos inversores muestran un gran interés en adquirir propiedades con inquilinos, ya que esta operación le garantiza un retorno de inversión inmediato.

Sin embargo, este proceso conlleva cierta complejidad. Es crucial recordar que el inquilino tiene derecho de preferencia en la compra. Por lo tanto, al decidir vender el inmueble, es necesario notificar la decisión por escrito al inquilino, detallando las condiciones de la venta, incluyendo el precio.

Una vez recibida la notificación, el inquilino tiene 30 días para decidir si ejerce su derecho de compra. Si decide comprar, debe firmar el contrato de compraventa ante notario dentro de un plazo de 180 días, según lo estipulado por la normativa vigente. En caso de rechazo, el propietario puede proceder con la venta a otro interesado.

Es fundamental tener presente que, aunque el inquilino rechace la oferta de compra, no está obligado a abandonar la propiedad, ya que el contrato de arrendamiento sigue vigente. No obstante, es posible negociar con él para alcanzar un acuerdo de desocupación voluntaria, aunque es probable que solicite una compensación.

La opción más conveniente suele ser vender la propiedad alquilada a un inversor, ya que la presencia de un inquilino resulta atractiva para este tipo de compradores. El piso en alquiler para comprar evita la búsqueda de un nuevo arrendatario, lo que aumenta las posibilidades de encontrar compradores interesados.

Si bien los potenciales compradores pueden desear visitar la propiedad antes de cerrar la compra, no se puede obligar al inquilino a permitir las visitas si este se opone. No obstante, si el contrato de arrendamiento contempla una cláusula que permite tales visitas, el inquilino no puede negarse a cumplirla.

 

Los mejores consejos para vender un piso alquilado

Al poner en venta la vivienda tras terminar el contrato de arrendamiento, es esencial considerar varios aspectos importantes. Buscar orientación de una agencia inmobiliaria resulta fundamental para asegurar una transacción eficaz y obtener el mejor precio posible. El valor de venta es un punto crítico donde muchos propietarios cometen errores al intentar vender por sí mismos.

  1. Es esencial investigar el mercado inmobiliario para establecer un precio competitivo. Esto se logra comparando los precios de propiedades similares en la zona. Portales como Fotocasa ofrecen herramientas útiles para esta tarea.
  2. Una vez realizada la valoración estimada de la propiedad, se recomienda solicitar una tasación profesional para asegurar una evaluación precisa. Esta tasación puede diferir del precio de venta final que se decida establecer. Por ejemplo, si la tasación indica un valor de 150.000 euros, pero se considera que se puede obtener más por la propiedad, o si se necesita vender rápidamente y se prefiere reducir el precio, existe la flexibilidad para ajustarlo.
  3. Es esencial tener toda la documentación en regla. Antes de poner la propiedad a la venta, se requiere una nota simple del registro de la propiedad. Durante la promoción de la venta, también se necesitará un Certificado de Eficiencia Energética y, dependiendo de la ubicación de la vivienda, una cédula de habitabilidad.
  4. Se debe preparar la casa para la venta, siguiendo los principios del Home Staging para hacerla más atractiva para los posibles compradores.
  5. En caso de recibir varias ofertas, se negocian las condiciones de venta con los posibles compradores.
  6. Se considera la firma de un contrato de arras antes de la escritura pública de compraventa. Este contrato especificará los términos y condiciones de la venta, protegiendo los intereses de ambas partes.
  7. Finalmente, se acude al notario para firmar la escritura pública de compraventa. Es recomendable contar con asesoramiento profesional durante todo el proceso para garantizar una transacción exitosa.

 

 


particular-vende-casa.jpg 



IMAX.ContactoNoticias

Conoce los servicios que ofrece AS Real Estate

Rellena este formulario y un asesor especializado contactará contigo.

IMAX.FacebookFeed

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades?

Síguenos en nuestro perfil de Facebook y no te pierdas nada

Text/HTML

A

Contáctanos

Te llamamos gratis

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.
Espere por favor...
Servicios
Sobre AS Real Estate
 
914 89 93 84