Blog

6 maneras de vender tu piso de alquiler



Aunque alquilar tu vivienda puede ser una operación muy rentable, también conlleva una serie de inconvenientes que es importante conocer. Uno de los más relevantes es el impago de la renta y la morosidad. El riesgo principal al que te enfrentas como propietario y arrendador es que en algún momento el inquilino deje de pagar.

Si no consigues llegar a un acuerdo amistoso con él, tendrás que iniciar un largo y complejo proceso de desahucio por impago del alquiler, para el cual deberás contratar a un abogado y a un procurador. El proceso puede demorarse entre seis y ocho meses, durante los cuales no podrás disponer del inmueble, y tampoco recibirás los ingresos del alquiler.

A esto hay que sumar el deterioro de la vivienda. Cada vez se conocen más casos de arrendatarios que dejan el inmueble completamente destrozado. Si la fianza no cubre los gastos, te verás obligado a desembolsar una gran cantidad de dinero para reparar los desperfectos.

Y, por supuesto, no se puede pasar por alto los gastos que acarrea el hecho de tener una vivienda en propiedad. Debes pagar el IBI y la cuota de la comunidad de propietarios. Por lo tanto, al contrario de lo que muchas personas piensan, alquilar no es simplemente recibir la mensualidad del inquilino.

Si quieres vivir tranquilo, lo mejor que puedes hacer es vender tu piso de alquiler a una agencia inmobiliaria de confianza y calidad como Invermax. Con más de 15 años de experiencia, durante los cuales hemos gestionado más de 10.000 operaciones inmobiliarias, te ofrecemos un servicio 360 grados de la mano de los mejores profesionales del sector.

A continuación te damos las claves para vender tu piso de alquiler. Si tienes la vivienda alquilada, puedes venderla con el inquilino dentro, pero teniendo en cuenta una serie de puntos en base a la normativa vigente.

Derecho de adquisición preferente

Lo primero a destacar es que el arrendatario tiene lo que se conoce como derecho de adquisición prefiere. ¿Qué quiere decir esto? Que tiene propiedad para comprar el inmueble, tal y como establece la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Por lo tanto, una vez que decidas que vas a vender el inmueble y las condiciones bajo las que quieres hacerlo, debes comunicárselo al inquilino por escrito.

Desde el momento en el que recibe la notificación, el inquilino tiene un plazo de 30 días naturales para darte una respuesta. Si no lo hace, se da por supuesto que ha rechazado la oferta, y tienes vía libre para venderle la vivienda a quien tú quieras. Si responde y decide comprar el piso, debéis formalizar la operación en un plazo máximo de 180 días.

Notificación

La notificación al inquilino de tu intención de vender el inmueble debe contener obligatoriamente los siguientes datos: precio acordado para la venta, fecha prevista para realizar la operación y condiciones de transmisión.

Desalojo voluntario del inmueble

Si tienes la vivienda alquilada y quieres venderla, recuerda que el inquilino no tiene ninguna obligación de marcharse, ni siquiera si rechaza la oferta de compra. En este caso, lo único que puedes hacer es negociar con él para que desaloje voluntariamente el inmueble. Lo más probable es que si decide dejar el piso,  pida una indemnización.

Venta de la vivienda a un inversor

Pero, ¿y si el inquilino se niega a desalojar el inmueble? Tranquilo, no está todo perdido: puedes venderle el piso a un inversor. Lo que se hace en estos casos es subrogar el contrato de arrendamiento a favor del comprador. Ahora bien, el arrendatario puede negarse a recibir visitas porque mientras esté en vigor el contrato de arrendamiento tiene derecho de uso sobre la vivienda. Trata de llegar a un acuerdo con él para que te dé su consentimiento para entrar en el inmueble.

Contrato de arrendamiento

Si el contrato de alquiler se firmó después del 6 de marzo de 2019, el comprador del piso debe respetar las condiciones del mismo: precio de la renta, fecha de finalización… Únicamente se podría resolver anticipadamente si el nuevo propietario necesitara la vivienda para uso propio, y este supuesto aparece indicado en el contrato de alquiler.

Documentación

Para vender tu piso de alquiler hay una serie de documentación que necesitas: certificado de eficiencia energética, último recibo del IBI… Además, como vendedor también tienes que pagar una serie de impuestos, y conocer los plazos y las cantidades es esencial para evitar futuras sanciones por parte de la Administración.

Realmente merece la pena confiar en profesionales como Invermax para vender tu casa. No es un trámite tan sencillo como poner un anuncio y hacer unas pocas fotos. Hay muchísimos factores a considerar, así que el papel de un experto es esencial. De lo contrario, el proceso de venta puede alargarse indefinidamente en el tiempo.


a-man-holding-a-house-origami-real-estate-concept-2022-10-26-06-14-01-utc.jpg 



IMAX.ContactoNoticias

Conoce los servicios que ofrece Invermax

Rellena este formulario y un asesor especializado contactará contigo.

IMAX.FacebookFeed

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades?

Síguenos en nuestro perfil de Facebook y no te pierdas nada

Text/HTML

A

Contáctanos

Envía el formulario y te contestaremos lo antes posible

¿Cómo podemos ayudarte?

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.
Espere por favor...
Servicios
Sobre Invermax
 
91 489 93 84
93 624 56 00